Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

V. La Red Universitaria de Jalisco, 1989 – actualidad

A finales de los años 80, el fin de la Guerra Fría y la caída del muro de Berlín, propiciaron múltiples cambios de escala planetaria, que dieron paso a un nuevo escenario geopolítico, en el cual adquirieron relevancia organismos multilaterales como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico y las diferentes agencias de la Organización de las Naciones Unidas, cuyas orientaciones de política pública influyeron e influyen a todas las naciones del planeta.

En México, con el interés de situar al país en sintonía con los cambios que experimentaba la economía mundial –caracterizada por el surgimiento de nuevos bloques comerciales que competían por los mercados globales–, el gobierno federal promovió una profunda reforma en la administración pública para reducir la centralización excesiva y otorgar mayor autonomía a los estados y municipios en diversos campos de la administración pública, entre ellos el educativo.

Así, las políticas nacionales de educación superior se orientaron hacia el aseguramiento de la calidad y la pertinencia de los programas educativos por medio de indicadores de desempeño, así como a fomentar mayor vinculación de las instituciones de educación superior con los sectores productivos y a mejorar los procesos de transparencia y rendición de cuentas de las instituciones educativas.

En ese contexto, diversas voces, tanto desde dentro como desde fuera de la Universidad de Guadalajara, reconocían la necesidad de conformar una Universidad moderna, eficiente, de calidad y al servicio de las necesidades del desarrollo sustentable, lo cual demandaba cambios en su estructura académica y administrativa.

Todos estos propósitos quedaron plasmados en el Plan de Desarrollo Institucional: Una Visión a Futuro, presentado en 1989 por el rector de la Universidad de Guadalajara Raúl Padilla López, a quien le correspondió emprender la modernización de la Universidad.

El Plan de Desarrollo Institucional comprendía cuatro grandes líneas de desarrollo: 1) Acceso democrático a la educación y excelencia académica; 2) Descentralización y regionalización; 3) Vinculación con los sectores sociales y productivos; y 4) Flexibilidad académica y administrativa. En este documento, se trazaron los objetivos y programas para las áreas de docencia, investigación y extensión, así como una serie de indicadores proyectados hacia 1995.

El 2 de septiembre de 1989, el pleno del Consejo General Universitario discutió y aprobó el documento “Bases para la discusión de la Reforma en la Universidad de Guadalajara”, que contenía un diagnóstico sobre la Casa de Estudio y proponía desconcentrar los servicios y funciones de la institución hacia las diferentes entidades universitarias. Asimismo, se plantearon acciones con el objetivo de conformar una institución más ágil, dinámica y abierta a las oportunidades del contexto.

El 31 de agosto de 1990, el Consejo General Universitario aprobó la realización de una amplia consulta entre la comunidad universitaria y la sociedad, la cual inició en 1991 y culminó en agosto de 1992. Sus resultados sirvieron para el diseño de las primeras iniciativas del cambio, entre las que se encontraban la creación de nuevas instancias de planeación, órganos colegiados y entidades universitarias.

Al tiempo en que transcurría la consulta, en agosto de 1991, el CGU aprobó el Estatuto del Personal Académico de la Universidad de Guadalajara, en el que se establecía un nuevo Reglamento de Ingreso, Permanencia y Promoción del Personal Académico, el cual sentaba las bases para el desarrollo y profesionalización del personal de carrera.

La Reforma Universitaria también consideró elementos como la actualización curricular y la nueva oferta educativa, la expansión de la investigación y el pos- grado, el fortalecimiento de las actividades de difusión cultural y el deporte, así como la diversificación de las fuentes de financiamiento.

La reforma se materializó en 1994, cuando el Congreso del Estado de Jalisco aprobó la nueva Ley Orgánica de la Universidad de Guadalajara. En ésta se reconoció la autonomía universitaria en materia de planeación académica y administración de los recursos; se adoptó el modelo departamental, así como el sistema de créditos. Ese mismo año se crearon los centros universitarios temáticos y regionales, se conformó el Sistema de Educación Media Superior y se nombraron a los coordinadores ejecutivos en las regiones. Posteriormente se conformarían los patronatos de los centros universitarios y del SEMS.

Durante este periodo, surgió el Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad de Guadalajara (STAUdeG) –que sustituyó a la Federación de Profesores Universitarios– y las relaciones laborales entraron en una nueva etapa, ya que pasaron a regirse por lo dispuesto en el apartado “A” del artículo 123 de la Constitución Federal y en la Ley Federal del Trabajo, con ello se mejoró la seguridad laboral de los profesores de tiempo completo y de asignatura.

También se fortaleció al Sindicato Único de Trabajadores Universitarios (SUTUdeG) y se constituyó la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU).

Entre otros cambios que se propiciaron a partir de la creación de la Red Universitaria se encuentra el desarrollo del cómputo y las telecomunicaciones; la conformación de la Red de Bibliotecas; la incorporación de sistemas de gestión y administración más eficientes; la adopción de un proceso de admisión basado en el mérito y la capacidad; la implementación de mecanismos para dar transparencia al uso de los recursos, la fundación del Sistema de Universidad Virtual (SUV) y, recientemente, la creación del Sistema Universitario de Radio, Televisión y Cinematografía.

A partir de la reforma de 1994, nuestra Casa de Estudio ha experimentado avances en aspectos como la descentralización administrativa, la desconcentración de la matrícula hacia las regiones, la actualización curricular, así como el fortalecimiento de la investigación científica y el posgrado.

Asimismo, se han consolidado los magnos eventos de difusión cultural, como la Feria Internacional del Libro, la Cátedra Latinoamericana Julio Cortázar y el Festival Internacional de Cine en Guadalajara. Además, se han erigido los primeros elementos que conformarán el Distrito Cultural Universitario.

A partir de la administración de Víctor Manuel González Romero, se incrementó la infraestructura y los servicios de apoyo académico en los centros universitarios y se realizaron las primeras auditorías externas a la Universidad. En el año 2000, iniciaron funciones los campus Universitarios del Norte y de Los Valles, mismos que serían transformados en centros universitarios en 2004. En el año 2000, se conformó la Red Radio Universidad de Guadalajara, actualmente integrada por 8 emisoras al interior del Estado.

Durante el rectorado de José Trinidad Padilla López, la Universidad inició el proceso de acreditación de calidad de los programas académicos de licenciatura, se establecieron las bases del nuevo régimen de pensiones y se instituyó el programa de gestión institucional P3E (Planeación, programación, presupuestación y evaluación). En 2004, se creó el Centro Universitario de Los Lagos y en 2005 se constituyó el Sistema de Universidad Virtual.

En el año de 2008, siendo Rector General Carlos Briseño Torres, la Universidad aprobó y entró en vigor la reforma al Bachillerato General por Competencias.

Durante la administración de Marco Antonio Cortés Guardado, se aprobó la creación y apertura del Centro Universitario de Tonalá y del Centro de Instrumentación Transdisciplinaria y de Servicios (CITRANS), se conformó el Sistema Universitario del Adulto Mayor y comenzó emisiones el Canal 44 de televisión universitaria.

En 2014, al inicio de la rectoría de Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, la Universidad de Guadalajara actualizó su Plan de Desarrollo Institucional, visión 2014–2030. Además, se iniciaron las gestiones para un nuevo centro universitario ubicado en Zapotlanejo, Jalisco y la Universidad de Guadalajara recibió la distinción de Benemérita por el Congreso del Estado de Jalisco.

A partir de la fundación de la Red, se ha logrado brindar oportunidades educativas a casi 100 mil alumnos más que los que había en 1994, prácticamente duplicando la matrícula.

Por el impacto educativo, cultural y económico que ha tenido en la sociedad durante su existencia, en especial en el desarrollo de las regiones, la Red Universitaria ha contribuido a hacer de Jalisco un mejor Estado y también ha traído beneficios a sus habitantes.
Hoy día, la Red Universitaria tiene presencia en cada una de las regiones de Jalisco y cuenta con planteles en 109 de los 125 municipios del Estado.

Frente a los desafíos del futuro, la Universidad de Guadalajara busca ser una institución que forme profesionistas competitivos en el contexto global, realice investigación de vanguardia y pertinente a las necesidades sociales y desarrolle innovadores programas de vinculación con la sociedad.

Somos una universidad que combina modernidad y tradición, ciencia y vocación de servicio, que defiende la pluralidad de ideas y la libertad académica como su condición esencial; una institución que promueve la equidad social a través de valores universales, como la honestidad, la solidaridad, el respeto, la pluralidad, la educación para la paz y el desarrollo sustentable.

Referencia: Universidad de Guadalajara (12 de noviembre de 2014). Folleto conmemorativo por el XX aniversario de la Red Universitaria. Responsable del texto: Ernesto Villarruel Alvarado.