Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

México tiene una regresión en sectores fundamentales: Julio Frenk

  • El ex secretario de Salud federal, participó en el “Foro Nexos” México, un presente en busca de futuro, junto con los economistas Valeria Moy y Gonzalo Hernández Licona, en el marco de Fil Pensamiento
El ex secretario de Salud federal, participó en el “Foro Nexos” México, un presente en busca de futuro, junto con los economistas Valeria Moy y Gonzalo Hernández Licona, en el marco de Fil Pensamiento

El gobierno federal ha desatendido sectores fundamentales para el crecimiento y bienestar del país y ha impuesto programas que han propiciado una regresión en materia de salud, educación y economía, consideraron especialistas en la mesa “El futuro de la sociedad” del “Foro Nexos” México, un presente en busca de futuro, que se desarrolla en el marco del programa FIL Pensamiento.
 
La economista Valeria Moy señaló que, aunque la presencia de COVID-19 vino a complicar la economía del país y del mundo, en México, pese a que hay registro de indicadores de recuperación, a casi dos años de iniciada la pandemia hay un déficit de al menos 2 millones de personas que no logran conseguir un empleo formal.
 
En su opinión el empleo formal e informal se recuperó a niveles existentes a febrero de 2020, pero la calidad de esos trabajos no es buena, ya que 85 por ciento de todos los empleos creados en 2021 están en el sector informal; en 10 de los 33 estados el cien por ciento de los empleos recuperados son informales. En contraparte la recuperación del trabajo formal ha sido desigual, pues estos se registran en los estados con amplia actividad turística y a los que están vinculados con las cadenas de producción en Estados Unidos.
 
La experta y ex directora del Instituto Mexicano de la Competitividad señaló que sin inversión no es posible el desarrollo, ya que no hay posibilidad de crear empleos y de dar oportunidades a las familias. 
 
indicó que en México la inversión comenzó a decrecer en forma sostenida después de la cancelación del aeropuerto internacional de la Ciudad de México que fue seguida de la cancelación de otros proyectos como la cervecera en Mexicali o la licitación fallida de una refinería que después fue otorgada a Petróleos Mexicanos, señales que “fueron mermando la confianza y la incertidumbre y pusieron en entredicho el estado de derecho”.
 
Gonzalo Hernández Licona, economista y Director de la Red de Pobreza Multidimensional, perteneciente a la Universidad de Oxford, coincidió en que la decisión de cancelar el aeropuerto detonó indicadores negativos del desempeño económico aunado al desprecio que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha mostrado a la iniciativa privada, lo que hace que la inversión se haya reducido desde el segundo semestre de 2018 y se agudizó con la pandemia.
 
En cuanto a la política social señaló que el presidente desperdició la esperanza de primero los pobres y de hacer un país más justo y destacó el incremento del salario mínimo como una buena estrategia para recuperar de manera temporal los salarios. Sin embargo, la desconfianza del mandatario a lo que tuviera que ver con los sexenios previos lo llevó a cometer errores como eliminar programas sociales como Prospera, el Seguro Popular y las estancias infantiles.
 
El médico y ex secretario de Salud, Julio Frenk Mora consideró que en estos tres años ha habido una regresión en los derechos fundamentales de salud y seguridad social con la desaparición del Seguro Popular que fue sustituido por el Instituto de Salud para el Bienestar que otorga atención de primer nivel pero no especializada, aunado a la falta de compra de medicamentos que ha afectado a miles de personas en todo el país y que ha hecho que aumente hasta en 400 por ciento el gasto de las familias en temas de salud.
 
Recordó que en 2018, Andrés Manuel López Obrador prometió elevar el gasto en salud a más de uno por ciento del Producto Interno Bruto, pero no solo no ha cumplido, sino que el presupuesto de este sector ha seguido disminuyendo. 
 
Precisó que de acuerdo a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos en México hubo un exceso de mortalidad de enero de 2020 a julio de 2021 de 54.8 por ciento, que es el más alto en los países miembros de esa organización y del mundo, la mayoría de ellos por COVID-19, pero sobre todo “por la errática respuesta a la pandemia” que derivó en otros problemas médicos.
 
Consideró que el gobierno mexicano está obligado a recomponer el programa de vacunación universal, restablecer el sistema de compras consolidadas de medicamentos, pero sin el seguro popular, y aprovechar “la profunda crisis para erigir un sistema de salud verdaderamente universal garantizando mismos derechos a todas las personas”, independientemente de su ocupación.
 
El escritor y experto en educación señaló que la mejora en la enseñanza dejó de ser preocupación del Estado que con su política de austeridad suprimió 16 programas federales, entre ellos las escuelas de tiempo completo, además de que los recursos para actividades del sector educativo disminuyeron para fortalecer en exclusiva los programas dirigidos por el presidente.
 
Recalcó que con el presente sexenio comenzó una época de regresión en la educación nacional, pues no hay ningún proyecto para desarrollo educativo, y todo se reduce al otorgamiento de becas.
 
“No hay un espacio para mejorar los indicadores en educación, y el presidente ha buscado implementar su política, su acción más importante con las becas, pero hay un rechazo a las élites intelectuales y clases medias, un rechazo de toda forma de ilustración y este oscurantismo ha conducido a darle la espalda a la educación considerando que talento y la inteligencia son virtudes neoliberales”, concluyó.
 
 
 
 
Atentamente
"Piensa y Trabaja"
"Año del legado de Fray Antonio Alcalde en Guadalajara"
Guadalajara, Jalisco, 28 de noviembre de 2021

 
Texto: Mariana González-Márquez
Fotografía: Fernanda Velazquez

Compartir en Google Plus