Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

La literatura es un recurso invaluable de la libertad: Carmen Boullosa

Continúan las actividades de la IV Bienal de Novela Mario Vargas Llosa

La novela, al igual que la poesía, te transporta al sentir, al olfato, a la atmósfera del otro. Las artes tienen, si son buenas, como la novela y literatura, si están bien acompañadas son no sólo el último recurso de la libertad, sino el primer recurso de la libertad privada y de la vida comunitaria.
 
Expresó la poeta y narradora Carmen Boullosa al participar en la mesa “El papel de la literatura en la defensa de la libertad”, en el marco de la IV Bienal de Novela Mario Vargas Llosa, que tiene como sede el Conjunto Santander de Artes Escénicas (CSAE) de la UdeG.
 
“El hecho de que la novela hubiera estado prohibida en los reinos de la América hispana también explica nuestra historia. Nos quitaban la posibilidad de acercarnos al artilugio que es la novela al prohibir esta apertura a la imaginación, al contacto no sólo con lo que nos rodea, sino con lo que no existe, con lo que intuimos, soñamos, pensamos que podría existir. La literatura es un recurso invaluable de la libertad”, declaró Boullosa.
 
Expresó que vivimos parpadeando, y entre parpadeo y parpadeo necesitamos continuar leyendo novelas, poemas, teatro, y exigiendo que siga existiendo la figura del editor, de la librería; todo eso que guía al lector ávido de un mundo que pueda abrazar.
 
El escritor chileno Carlos Franz dijo que el papel de la literatura en la defensa de la libertad es una interrogante, además de que no toda la literatura se envuelve en esa defensa debido a que hay mucha mala literatura que no contribuye en nada a la libertad.
 
“¿De qué tipo de libertad hablamos? De la ilimitada, la que sueña los proyectos utópicos, que busca bajar el paraíso a la Tierra, un paraíso donde serían infinitamente libres, y que cada vez que intenta llevarse a la práctica lo que produce es exactamente lo contrario, feroces limitaciones a la libertad. ¿O estamos hablando de esa otra libertad responsable, que se reconoce en los límites de ella misma? Porque respeto la libertad de los demás y limito mi propia libertad, y ahí descubro el espacio de libertad que me corresponde”, apuntó.
 
Señaló que la contribución a la libertad que puede hacer la literatura de ficción consiste, precisamente, en el ejercicio de la imaginación, en ese gesto gratuito de leer una historia que sabemos, de antemano, que no es verdad, y nos internamos en ese mundo, hacemos pacto de credulidad y eso nos libera de las limitaciones del mundo real.
 
Pedro Llosa, cuentista peruano, explicó que cuando piensa en el papel de la literatura en la defensa de la libertad imagina dos caminos: el tradicional, que es la libertad de expresión, sin cortapisas; y el aporte invisible que está en la construcción de cada individuo a través de lo que va construyendo como un ser libre, y en la visión de libertad desde la mirada del otro.
 
“La buena literatura es la que tiene esa otra visión de la libertad mirada desde el otro, que no se limita solamente a exigir que no me censuren. Uno crea su propia autocensura, la autocensura es el primer ejercicio de la libertad, una libertad responsable. Esta visión de la libertad desde el otro es lo que desarrolla también un sentido ético de lo que se escribe”, subrayó.
 
La narradora española Olga Merino compartió que, como creadora, lectora y ser humano no puede pasar por la vida de puntillas, ya que quiere saber qué le pasa al otro y a la colectividad en que se mueve.
 
“El tema es el bien y el mal, y volviendo la vista atrás me he dado cuenta de que un tema que más me debe interesar es cómo la historia afecta al individuo y el subconsciente. En la buena novela siempre hay una reflexión sobre la condición humana y cómo preservar mi libertad frente a los demás, y viceversa”, indicó.
 
La poeta Carmen Villoro, quien fungió como moderadora de la mesa, se refirió a la libertad como aquélla que tiene el escritor de hablar de lo que le importa, porque es parte de la condición humana y lo quiere poner en valor, y con ello hacer una invitación a que el mundo sea mejor.
 
“La poesía está hecha de atrevimientos, rupturas, maneras distintas de decir las cosas. Por un lado, están los contenidos que pueden abonar a la libertad con las ideas. En la poesía que viene del cuerpo está la posibilidad de expresar la experiencia emocional de algo, la experiencia emocional individual, pero también del otro, y nos identificamos con lo que escribe el poeta y en ese sentido es un acto de invitación a la libertad”, declaró Villoro.
 
 
 
 
 
Atentamente
"Piensa y Trabaja"
"Año del legado de Fray Antonio Alcalde en Guadalajara"
Guadalajara, Jalisco, 24 de septiembre de 2021

 
Texto: Laura Sepúlveda
Fotografía: Iván Lara González

Compartir en Google Plus