Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /home/udg/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

Sobrepasan niveles de cobre en hígado y riñón de bovino y cerdo

El consumo excesivo puede causar daño

La carne, el hígado y el riñón expendidos en la Zona Metropolitana de Guadalajara para consumo humano registran niveles por debajo de la norma de metales pesados como arsénico, cadmio y plomo. No obstante, en lo referente al cobre, presentan niveles superiores a los límites permitidos.
 De acuerdo a un estudio piloto efectuado por investigadores del Departamento de Producción Animal de la Universidad de Guadalajara, el cobre (micro mineral empleado como mezcla para promover el crecimiento) fue encontrado 3.22 por ciento en muestras para bovinos y 1.33 por ciento en cerdos por encima de la Norma Oficial Mexicana NOM-004-ZOO-1994, la cual establece el control de residuos tóxicos.
Jorge Galindo García, investigador del Instituto de Biotecnologías del CUCBA, destacó que los residuos de esta última sustancia sólo fueron detectados en hígado y riñón. Esto representa en primer lugar que los micro minerales comercializados pueden no tener los controles de calidad necesarios.
 En segundo lugar, significa un uso excesivo o indiscriminado por parte de los productores de bovinos y cerdos. “Como son promotores de crecimiento en algunas fases del desarrollo de los animales, adicionan más de lo acostumbrado o lo recomendado”, señaló Galindo.
 No obstante, el académico concluyó que el consumo de carne en la ZMG es seguro. Explicó que los metales pesados pueden estar presentes en cereales, carne, suelos y pastos, el problema radica en sobrepasar límites establecidos por la norma, padecimientos previos y la bioacumulación corporal con el consumo excesivo, que pueda traer implicaciones hepáticas y renales.
 Lo anterior fue dado a conocer, durante una rueda de prensa a la que asistieron también otras realizadoras del estudio, como Margarita Hernández Gallardo y Cecilia Jiménez Plascencia, investigadoras del Centro de Nutrición Animal del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA).
Dicho proyecto realizado en 2010, recibió un financiamiento cercano a los 200 mil pesos por parte del Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología de Jalisco y la UdeG; consistió en determinar metales pesados en carne, hígado y riñón de ganado porcino y bovino.
 Jiménez Plascencia explicó que para el estudio realizaron análisis de músculo, hígado y riñón de manera aleatoria para un total de 25 muestras en cerdos, así como un número similar para bovinos, procedentes de granjas productoras del norte y centro de Jalisco, sacrificados en un rastro de la ZMG,
 Los académicos reiteraron la necesidad de que SAGARPA vigile esta situación, y que “los productores se sujeten a los requerimientos establecidos por especie en el suministro de este micro mineral, porque también sus desechos a través de orina y excretas pudieran contaminar suelos y cuerpos de agua”.
Guadalajara, Jal., 9 de marzo del 2011.
Texto: Eduardo Carrillo
Fotografía: Adriana González
Edición de noticias: Lupita Cárdenas Cuevas

Compartir en Google Plus