Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /home/udg/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

Requiere México una nueva política de prevención ante sismos

Las acciones implementadas son riesgosas y obsoletas a nivel mundial

Es necesario implementar una nueva política preventiva en materia de sismos, puesto que algunas acciones pueden ser consideradas riesgosas, poco efectivas y obsoletas a nivel mundial, consideró David Barrera Hernández, director del Centro de ciencias de la tierra, del CUCEI.

    El especialista menciona que la ciudad resulta peligrosa por la gran cantidad de postes y cables con los que cuenta, además de que la mayoría de los edificios carecen de rutas de evacuación señaladas, de alarmas y estructura firme, “siendo las escaleras unas de las estructuras más inseguras, y por las que por costumbre todo mundo corre, se baja y se queda debajo de los edificios, con el riesgo de ser aplastado por árboles o edificios”.

    El investigador consideró que tampoco es correcto cubrirse bajo un escritorio, carro o marcos de puertas, y que tampoco las casas de cemento son las más adecuadas, siendo lo óptimo las viviendas de madera, como en Estados Unidos, “porque es un material más noble, de fácil manejo y flexible. Sin embargo, esto no sería posible aquí, porque buscan estructuras más pesadas y firmes, que puedan soportar el temporal de lluvia y, además, lamentablemente muchas construcciones se hacen cerca de los ríos, lo cual es indebido”.

    El investigador del CUCEI añadió “que los sismos pueden ser rápidos, intensos y poco predecibles. Sí se requiere, pero de forma urgente, un cambio, tanto para que se tenga una cultura de prevención, como para que el personal de rescate cuente con mejores herramientas y tengan tecnología a la mano”.

    El especialista, quien tiene años como rescatista, comenta que cuando un edificio colapsa, el peso del techo cae y queda un espacio vacío al lado de los mismos. Este espacio es denominado “el triángulo de la vida”. Cuanto más grande es el objeto, cuanto más pesado y fuerte, menos se va a compactar.

    Además, es indispensable tratar de preservar la calma, establecer puntos de reunión claves para la familia y, sobre todo, tener a la mano documentos de relevancia.

Guadalajara, Jal., agosto de 2008
Texto: Gala Aguilar
Fotografía: Internet
Edición de noticias: LCC Lupita Cárdenas Cuevas

Compartir en Google Plus