Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /home/udg/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

Programas sociales discriminan a los grupos indígenas

Los obligan a modificar sus tradiciones para acceder a recursos públicos

Las instituciones de gobierno siguen reproduciendo la discriminación y estigmatización de los pueblos indígenas mediante la imposición de formas de organización para conseguir recursos públicos que los orillan a modificar sus estructuras de gobierno, sus tradiciones e identidad, afirmaron académicos de la Universidad de Guadalajara.
 
 En rueda de prensa para dar a conocer los resultados de la investigación sobre un análisis de las notas periodísticas relacionadas con indígenas en la primera mitad del siglo XX, Horacio Casillas, investigador del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades, dijo que la imagen que se construye de los indígenas es similar a la que prevalece desde hace más de un siglo.
 
 “En esa época la población consideraba a los indios como inferiores, salvajes y como sujetos que debían ser sometidos a la educación formal para que se integraran a lo que entonces se consideraba como progreso, y vemos que esa idea discriminatoria prevalece aunque con un discurso más matizado y políticamente correcto”, dijo Casillas.
 
 El académico del Centro universitario de la Ciénega, Uriel Nuño, quien encabezó dicha investigación, aseguró que a pesar del levantamiento zapatista en 1994, los malogrados acuerdos de San Andrés y el reconocimiento de la multiculturalidad, los pueblos indígenas siguen siendo objeto de expresiones de racismo, aunque más sutiles.
 
 “Antes les nombrábamos indios, patarajadas o bárbaros, ahora el discurso oficial ha optado por llamarlos pueblo originarios, aborígenes o étnicos, pero en el fondo estos términos siguen siendo peyorativos en el sentido de que no se reconoce de manera formal su autonomía ni su cosmovisión”, señaló.
 
 Los programas sociales institucionales han contribuido a dicha discriminación, pues con el pretexto de poder acceder a los recursos que otorgan los obligan a modificar sus rituales, costumbres y festividades, lo que trastoca sus rasgos de identidad y no abona en el fortalecimiento como culturas únicas y nacionales, afirmó Casillas.
 
 Mediante este estudio los académicos pretenden generar un memorial de los abusos de los que estos grupos han sido objeto a largo de dos siglos y que puedan tener elementos para exigir un trato igualitario digno en beneficio de sus creencias y tradiciones.
 
Guadalajara, Jal., 4 de octubre de 2011
Texto: Mariana González
Fotografía: Adriana González
Edición de noticias: Lupita Cárdenas Cuevas

Compartir en Google Plus