Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /home/udg/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

Los tornados podrán detectarse con el radar Doppler de la UdeG

Al registrarse solo unos minutos antes, la ciudadanía debe estar alerta y establecer reglas de seguridad

No es posible pronosticar la presencia, el sitio o cantidad de tornados durante el temporal de lluvias, aseveró el investigador del Instituto de Astronomía y Meteorología (IAM) de la Universidad de Guadalajara, Ángel Meulenert Peña.
"Un tornado es impronosticable (...) No existe modelo ni método en el mundo que pueda pronosticar un tornado; si eso hubiera existido, no hubiera pasado eso en Joplin” (ciudad ubicada al suroeste de Missouri, Estados Unidos afectada por un tornado de categoría F-5, en una escala de cinco, en mayo pasado), dijo.
Durante una rueda de prensa explicó que los tornados surgen a partir de nubes de tormentas locales severas, presentes cada año en Jalisco. Tales tormentas se presentan bajo ciertas condiciones atmosféricas, las cuales propician nubes de gran tamaño, en las que siempre existe la posibilidad de formarse un tornado.
Pero no siempre sucede, ya que se requieren otras condiciones físicas, eso limita a la presencia frecuente en nuestra zona. Cerca del 75 por ciento de los tornados en el mundo ocurren en la gran planicie de Estados Unidos, dada la combinación de exceso de humedad proveniente del Golfo de México, así como el aire frío y seco del norte, "lo cual inestabiliza la atmósfera".
"A veces aquí en nuestra área (centro occidente del país) tenemos ese mecanismo", ingresa aire caliente y húmedo del Pacífico y se coloca el aire frío encima, lo que ocasiona nubes de tormenta en las que puede formarse un tornado, un ejemplo de lo anterior ocurrió el 29 de septiembre del año pasado.
Meulenert Peña comentó que la detección de un tornado sólo puede lograrse con unos minutos de anticipación a través de un Radar Doppler, como el que tiene la UdeG, por lo que seguirán en contacto con Protección Civil de Jalisco para alertar a la población sobre la presencia de una tormenta local severa.
Algunas de las reglas de seguridad que debe establecer la ciudadanía son: resguardarse en sótanos o en pisos bajos de edificios con estructuras de acero o  concreto, mantener abiertas algunas ventanas de la casa y alejarse de ellas. No esconderse en cabañas, casas rodantes ni carros.
Por su parte, el doctor Hermes Ulises Ramírez Sánchez, director del IAM, recordó que con el Radar Doppler se pueden prevenir con horas de anticipación otros fenómenos como tormentas y huracanes. Sin embargo los tornados solo se pueden detectar minutos antes de su arribo.
Guadalajara, Jal., 7 de junio de 2011
Texto: Eduardo Carrillo
Fotografía: Adriana González
Edición de noticias: Lupita Cárdenas Cuevas

Compartir en Google Plus