Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /home/udg/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

Las Ciencias Sociales deben estar al servicio de la humanidad y justicia: Rector del CUCSH

  • Dr. Héctor Raúl Solís Gadea, al rendir su informe de actividades 2016.
  • Rector General de esta Casa de Estudios, maestro Izcóatl Tonatiuh Bravo Padilla y el Dr. Héctor Raúl Solís Gadea, al rendir su informe de actividades 2016.
  • Dr. Héctor Raúl Solís Gadea, al rendir su informe de actividades 2016.
  • Publico asistente al informe de actividades 2016 del Dr. Héctor Raúl Solís Gadea
  • Dr. Héctor Raúl Solís Gadea, al rendir su informe de actividades 2016.
  • Dr. Héctor Raúl Solís Gadea, al rendir su informe de actividades 2016.
  • Asistentes al informe de actividades 2016 del Dr. Héctor Raúl Solís Gadea
  • Asistentes al informe de actividades 2016 del Dr. Héctor Raúl Solís Gadea
El Dr Héctor Raúl Solís Gadea rinde su informe 2016

En medio de una crisis de credibilidad de las instituciones, las universidades no pueden darse el lujo de perder su legitimidad ante la sociedad. Por ello, es pertinente que la Universidad de Guadalajara (UdeG), y el Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), se mantengan en el cumplimiento de sus misiones sustantivas, reflexionó el Rector de este plantel, doctor Héctor Raúl Solís Gadea, al rendir su informe de actividades 2016.
 
Con un mensaje enfocado en la reflexión política, filosófica y literaria, más que en los datos duros, Solís Gadea disertó sobre la crisis política y social que aqueja al país, las amenazas del exterior por la conducta del presidente estadounidense Donald Trump, la literatura de Shakeaspeare y Cervantes como premonición de la sanguinaria renuncia de los valores, pero también de la dulce ironía de tener valores en un mundo que los rechaza.
 
“La clase política sufre un deterioro general. Incluso la iglesia y muchas organizaciones sociales, padecen, en una medida u otra, cierto déficit de confianza que resulta peligroso. El fantasma que nos recorre es la pérdida de legitimidad de las instituciones. La protesta social y el descontento popular son su consecuencia lógica. Vivimos una crispación tan intensa que en cualquier momento puede provocarse una ruptura política de consecuencias imprevisibles. Nuestro problema fundamental no es sólo que seamos una nación dividida, la carencia de liderazgos y alternativas políticas es nuestro drama”, dijo Solís Gadea.
 
Señaló que el desafío que encara la nación es del tamaño de los que México enfrentó en sus momentos más complicados, como la Independencia, la Reforma y Revolución, y ante la urgencia de superar el estancamiento democrático los universitarios deben de seguir haciendo lo que saben: educar, investigar, discutir, generar conocimiento y ponerlo al servicio de la sociedad.
 
“Los últimos tres siglos han mostrado que el progreso material sirve de poco cuando no se acompaña de un mejor conocimiento del ser humano, su historia y sus productos. Hoy, que estamos al borde de una coyuntura con desenlaces impredecibles, las ciencias sociales y las humanidades, tienen la obligación de hacerse valer ante los responsables de las decisiones que dan rumbo a la historia”.
 
Dio a conocer que los 15 programas de licenciatura que ofrece el CUCSH están acreditados por organismos oficiales, y 20 de 22 posgrados reconocidos en el Programa Nacional de Posgrados de Calidad. La maestría y doctorado en Ciencias Sociales, el doctorado en Educación y la maestría en Comunicación cuentan con competencia internacional. 50 por ciento de los profesores de tiempo completo tienen reconocimiento del Sistema Nacional de Investigadores, es decir, 168 docentes. Además, 404 profesores cuentan con perfil PRODEP.
 
Este año crearon el Centro de Estudios Avanzados Latinoamericanos en Asociación con las universidades alemanas de Bielefeld, Kassel, Jena y Hannover y en 2016 se registraron 233 proyectos de investigación y publicaron 32 libros, entre ellos la serie La cuestión social.
 
Ponderó casos de éxito como los de la licenciatura en Letras Hispánicas, la licenciatura y la maestría en Comunicación Pública y los doctorados en Educación y Ciencias Sociales que cuentan con planta docente altamente calificada. Sin embargo, Solís Gadea admitió que existen licenciaturas que siguen en rezago, por fallas de carácter estructural y dinámicas no intencionadas derivadas de programas diseñados desde fuera de la UdeG.
 
El Rector General de esta Casa de Estudios, maestro Izcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, suscribió que se vive una de las coyunturas más difíciles en los últimos años en México. Todo esto coincide con el centenario de la Constitución, cuyos valores, consideró, deben ser más apreciados que nunca.
 
“En un escenario en el que hemos visto caer a una parte de las instituciones nacionales, en ese escenario de decaimiento institucional hay que fortalecer a la Universidad de Guadalajara, que es una institución producto de la política social de la Constitución de 1917, producto de los derechos que los revolucionarios plasmaron en este pacto jurídico, y darle viabilidad para que esta institución sea un instrumento de equidad y de transformación social para las próximas generaciones. Ese debe ser nuestro vital compromiso”, manifestó Bravo Padilla.
 
 
A T E N T A M E N T E
"Piensa y Trabaja"
Guadalajara, Jal., 24 de febrero 2017

 
Texto: Julio Ríos
Fotografía: Adriana González

Compartir en Google Plus