Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /home/udg/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

Internet y celular, un desafío para los medios conservadores

Ante el sesgo informativo, el público transformará el contenido de los medios

El uso de Internet y de la telefonías celular representan un enorme desafío y el mejor antídoto para los medios informativos que mantienen un sesgo en sus programas noticiosos e informativos, ya que el público es capaz de reproducir con inusitada rapidez la verdad de los hechos, señaló el investigador del Departamento de Estudios Ibéricos y Latinoamericanos, de la Universidad de Guadalajara, Jaime Preciado Coronado.

Con motivo del día nacional de prensa, el próximo 3 de mayo agregó que las últimas manifestaciones en contra del sesgo informativo de algunas televisoras en torno al debate petrolero “no deben menospreciarse. Hay un gran desafío en la actualidad que representa el uso Internet y de la telefonía celular, lo que va a servir para exigir a los periódicos y medios electrónicos una mayor ética de compromiso con los hechos”.

“Ha habido un buen avance en la información noticiosa después de las explosiones del 22 de abril de 1994. Asistimos a otra relación entre los medios y los usuarios de los medios. Es innegable el cambio cuando vemos que se contrastan los hechos con el discurso, cuando quedan en evidencia las contradicciones de determinado funcionario o las cartas de opinión del lector publicadas en los periódicos.

“En ese sentido la radio lleva la delantera, porque algunos programas tienen el teléfono abierto para que el público pueda expresar sus inconformidades, desde el mismo lugar de los hechos. Las mismas manifestaciones públicas significan el mejor antídoto contra el sesgo informativo de algunos medios”.

Preciado Coronado añade que el derecho a la información en México está limitado porque “los poderes fácticos en los hechos están por encima de cualquier ordenamiento legal y aprovechan los huecos que hay en la ambigüedad de las mismas reglas para hacer negocios.

“Todavía vemos en las pantallas de televisión mucho de de lo que creíamos habíamos superado, pero ahora tenemos nuevos ingredientes, ya que contamos con derechos fundamentales, como el derecho a la información, aunque mucho falta por hacer. Una novedad esperanzadora es que este derecho a la información sea defendido por nuevos actores y no por los clásicos, sobre todo debemos destacar el papel tan relevante hecho por las organizaciones ciudadanas”.-

Guadalajara, Jal., 29 de abril de 2008
Texto: Juan Carrillo Armenta
Fotografía: Internet
Edición de noticias: LCC Lupita Cárdenas Cuevas

Compartir en Google Plus