Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /home/udg/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

Encontrar el misterio en lo cotidiano es el reto del fotoperiodista: Fabricio Atilano

  • El fotoperiodista dos veces ganador del Premio Jalisco de Periodismo (2015 y 2017),  Fabricio Atilano
El dos veces ganador del Premio Jalisco de Periodismo charló con estudiantes del CULagos

La cámara no hace al fotógrafo. El fotógrafo es alguien que combina la cámara con la sensibilidad para captar las historias extraordinarias que parecen diluidas en lo cotidiano, para capturar el momento.
 
Fabricio Atilano Ochoa lo sabe, porque él, aunque no esté trabajando en una asignación periodística, caza esos momentos que, por lo regular, protagonizan personas de a pie, gente que vive la calle.
 
Este fotoperiodista, dos veces ganador del Premio Jalisco de Periodismo (2015 y 2017), compartió sus experiencias a los estudiantes del Centro Universitario de los Lagos (CULagos), sede San Juan de los Lagos, en la conferencia “La fotografía para construir la historia”.
 
Atilano Ochoa fue invitado por la Coordinación General de Comunicación Social de la Universidad de Guadalajara, para incentivar la participación de los estudiantes y medios regionales en el certamen del Premio Jalisco de Periodismo.
 
En el auditorio de este centro regional, jóvenes de las carreras de Periodismo; Lenguas y Culturas Extranjeras; Administración, y Tecnologías de la Información, se dieron cita para escuchar a este fotógrafo cuyo trabajo ha destacado en el diario El Informador, medio de comunicación para el que labora.
 
“El fotoperiorismo se hace si uno quiere, este oficio consiste en escribir con luz, narrar algo con la imagen. Éste no lo hace un medio, se hace en la calle. El fotoperiodismo se puede hacer siempre y cuando el fotógrafo sea capaz de reconocer esas realidades”, explicó Atilano Ochoa.
 
Atilano Ochoa ganó en dos ocasiones el premio Emisario con las fotografías San Juan sin Dios ni ley, que muestra cómo un grupo de manifestantes comerciantes del Mercado San Juan de Dios irrumpieron al interior de una tienda de conveniencia (Oxxo), y Tocar la fe, en el que un grupo de feligreses manifiesta su emoción durante las fiestas de la Iglesia de la Luz del Mundo.
 
Indicó que para ser reportero gráfico se necesita tener una gran sensibilidad para con el entorno y lograr que la cámara no se convierta en un intruso que intimide al sujeto que se retrata, o condicione la naturalidad de los momentos que ocurren.
 
“Fui aprendiendo a acercarme a las personas, a tener esa complicidad y conocer la historia detrás de la imagen; hay que tener la responsabilidad de que la fotografía puede ir más allá”, externó.
 
Durante la charla, Atilano Ochoa presentó un video acerca del fotógrafo Rubén Espinosa, quien fue víctima de la violencia en 2015, pues tras huir del contexto de amenaza que vivió en su natal Veracruz fue encontrado sin vida en un departamento de la colonia Narvarte de la Ciudad de México. Con esto buscó generar consciencia sobre la situación de peligro que viven los periodistas en México, y escuchar las motivaciones que caracteriza a un profesional de la lente.
 
“La cámara es un canal emocional para acercarse a personas que no conoces. Con la lente y la sensibilidad se hace la diferencia entre los que tienen solamente una cámara”, recalcó.
 
Añadió que la importancia de la fotografía sirve para ligar la memoria colectiva, es la manifestación verídica de un hecho.
 
“La foto y el texto son complementarios. Sobre la marcha he visto que tratan al fotógrafo como algo menor a un reportero; ambos son oficios que se complementan. Al trabajar en el oficio es importante que se sepa eso”, recordó.
 
Exhortó a los próximos periodistas a que conozcan las distintas posibilidades de dar a conocer su trabajo, más allá de un medio de comunicación; pero sobre todo que siempre tengan la sensibilidad de identificar y transmitir la realidad que se les presenta.
 
Al finalizar la charla, varios estudiantes le externaron sus inquietudes sobre los retos éticos de su profesión y cuáles habían sido los momentos más significativos o difíciles; Atilano atendió cada uno de los cuestionamientos.
 
La convocatoria del Premio Jalisco de Periodismo 2019 cierra el 25 de octubre. En este concurso pueden participar reporteros y fotógrafos profesionales, así como estudiantes de Comunicación, Periodismo y carreras afines. Para conocer las bases del premio, se puede ingresar al siguiente enlace www.premiojaliscoperiodismo.org
 
 
A t e n t a me n t e
"Piensa y Trabaja"
San Juan de los Lagos, Jalisco, 25 de septiembre de 2019

 
Texto: Iván Serrano Jauregui
Fotografía: Fernanda Velazquez

Compartir en Google Plus