Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /home/udg/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

El radar detector de tormentas será colocado antes de terminar el año

Será colocado en La Nogalera y no en el edificio de la Universidad de Guadalajara, anuncia el IAM

El radar detector de tormentas Doppler, que fue adquirido en partes iguales por parte del Gobierno del Estado y la Universidad de Guadalajara, será colocado a fines de este año en La Nogalera en donde se encuentra la base de Protección Civil del Estado, y no en el edificio Cultural y Administrativo de la UdeG como estaba previsto porque la antena de radio la afectaría, anunció el director del Instituto de Astronomía y Meteorología (IAM), de la UdeG, Ángel Meulenert.

“El radar de diagnóstico de tormentas que va a colocarse para la zona metropolitana de Guadalajara, y cuyas servicios abarcarán a todo el estado, en estos momentos están construyéndose en la Enterprise Electronic Corporation, en Alabama, Estados Unidos.

Ángel Meulenert señala que en estos momentos analizan las diferentes opciones y también el costo de lo que esto implicará, pues tendrá que ser una antena de 30 metros de alto que no estaba prevista en el presupuesto inicial. “Llegamos a un acuerdo, y va a construirse una torre en la base de La Nogalera, que es la base de Protección Civil. Tenemos que ponernos de acuerdo en el dinero que hace falta gobierno del estado y nosotros”.

Agregó que es un radar Dopplerr de última tecnología, y que es capaz de captar cualquier lluvia en un radio de 450 kilómetros; además tiene la capacidad de analizar hacia donde se dirigen las nubes, por lo que es posible detectar con algunas horas de anticipación el sitio donde puede azotar las tormentas. El radar tuvo un costo de 12 millones de pesos.

Respecto a las lluvias de los últimos días, el investigador universitario señaló que en septiembre, contrario a lo que ha pasado en los meses anteriores en el que las lluvias de junio estuvieron 40 por ciento debajo de su cuota normal, julio en 50 por ciento y agosto en 30 por ciento por abajo de lo normal, “en este mes hemos sobrepasado 50 por ciento de lo que debe llover”.

“El daño ya está hecho, sobre todo para los agricultores. Pero vamos a tener una pequeña recuperación. Septiembre es un mes que está dentro del temporal de lluvia, por lo que no nos sorprenden estas últimas tormentas. El promedio es de 180 milímetros, y ahora llevamos 120 milímetros de precipitación acumulada. ¿Quién se beneficia? Sobre todo Chapala, que va a recuperarse un poco, además de que se recuperan los mantos acuíferos y las presas de la región”.

Guadalajara, Jal.,  14 de Septiembre de 2009
Texto: Juan Carrillo Armenta
Fotografía: Internet
Edición de noticias: LCC Lupita Cárdenas Cuevas

Compartir en Google Plus