Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /home/udg/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

Desarrollo urbano en Puerto Vallarta amenaza a población de cocodrilos

  • Un cocodrilo en su habitad natural
Investigadores del CUCosta realizan un inventario de esta especie

El desarrollo urbano en Puerto Vallarta ha destruido las áreas naturales del estero “El Salado”, donde prevalecían colonias de cocodrilos, lo que amenaza no solo su hábitat sino su supervivencia.
 
El doctor Helios Hernández Hurtado, responsable del reptilario Cipactli del Centro Universitario de la Costa (CUCosta), afirma que las dos principales vías de acceso a esta ciudad fueron construidas sobre las zonas donde vivían los cocodrilos, obligándolos a desplazarse y exponiéndolos a ataques por parte de los habitantes.
 
“El desarrollo turístico y urbano no ha respetado los lineamientos ambientales y terminan afectando los espacios de desarrollo de los cocodrilos; por ejemplo, los campos de golf se hacen sobre zonas de estuarios, tienen charcos y los animales reconocen su territorio si se construye sobre áreas naturales de ese tipo”, asegura Hernández Hurtado.
 
Con más de 20 años de investigación en el tema, afirma que actualmente la población de estos reptiles no rebasa los 250 ejemplares de todos los tamaños, desde adultos hasta crías; sin embargo, 40 por ciento de estos últimos muere el primer año. En la zona del estero hay diez nidos, “que son casi nada”, sostiene.
 
El académico encabeza una investigación enfocada a registrar el número de cocodrilos en toda la Bahía de Banderas, así como en San Blas, Nayarit, Majahuas, La Manzanilla, Barra de Navidad y Tomatlán. Además de contabilizar a estos reptiles buscan identificar dónde están, cómo es su dinámica y conocer su tasa de nacimientos al año.
 
“No hay una población en la Costa de Jalisco con más de mil cocodrilos, la más grande está en la Reserva de la Biósfera de Chamela, donde hay 400 cocodrilos porque es una de las mejores conservadas”, advierte.
 
El investigador de la UdeG afirma que es común que la gente piense que son miles los cocodrilos que viven en los esteros, pero eso “es efecto del miedo y de los mitos hacia estas especies”. Por ello, esta investigación aportará información para planear cómo protegerlos, ubicarlos, generar planes de prevención y ayudar a su conservación.
 
 
A T E N T A M E N T E
“Piensa y Trabaja”
Guadalajara, Jal., 7 abril de 2015

 
Texto: Mariana González
Fotografía: Abraham Aréchiga

Compartir en Google Plus