Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Mensaje de error

Notice: Undefined property: stdClass::$views_php_2 en views_php_handler_field->render() (línea 223 de /home/udg/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc).

Denuncian vertedero ilegal cercano al basurero de Picachos

UdeG y CIESAS Occidente realizan estudios en la zona

Los habitantes de los pueblos cercanos a la barranca advierten que la empresa Hasars descarga basura de forma irregular en la ladera norte del cerro de Picachos, cercano a la carretera a Colotlán, lo que ha causado deforestación y la contaminación del riachuelo que lo atraviesa.
 
“Antes la descarga era por el frente, la parte que comparten con Picachos, ahora lo hacen por la parte posterior y están afectando a cauces que son subsidiarios del arroyo grande de Milpillas y que sus descargas son a todas luces irregulares”, afirma Gerardo Bernache, académico del CIESAS Occidente y especialista en el tema desde hace más de una década.
 
Hasta ese punto de la colina llegan decenas de camiones recolectores de basura. El terreno que antes era ocupado por frondosos árboles, ahora es un claro de tierra con montones de desechos .
 
A petición de los pobladores de la zona, la UdeG y el CIESAS Occidente realizan mapas para identificar la magnitud de la contaminación y estudios que documenten de manera científica el impacto social y de salud que están dejando los rellenos sanitarios en ese territorio.
 
Desde hace casi una década los pobladores de Huaxtla, Milpillas, San Lorenzo, Ixcatán y otros pueblos han señalado a Pichachos y Hasars como responsables del deficiente manejo de los jugos que generan las dos toneladas y media de basura que reciben diariamente y que contaminan cuatro riachuelos, que se unen al arroyo grande Milpillas.
 
La descomposición de los productos orgánicos, los plásticos y los dispositivos electrónicos que llegan hasta este sitio, genera “jugos”, conocidos como lixiviados, que contienen cianuro, arsénico, plomo, cadmio, cromo y otras sustancias dañinas para la salud, según estudios académicos y los encargados por los habitantes de esa región.
 
Incluso la misma Comisión Estatal del Agua tiene identificada ha documentado la presencia del cadmio, que es uno de los principales metales que producen el cáncer, dice el investigador de la UdeG, doctor Jorge Regalado.
 
La planta de tratamiento instalada, en 2012, en Picachos no ha sido suficiente para evitar que millones de litros de lixiviados lleguen al arroyo Milpillas y otros cuatro riachuelos, cuyos cauces se unen al río Santiago y amenacen la salud y supervivencia de los habitantes
 
 
A T E N T A M E N T E
“Piensa y Trabaja”
Año del Centenario de la Escuela Preparatoria de Jalisco
Guadalajara, 19 de octubre de 2014

 
Ver nota completa
 
Texto y edición web: Mariana González
Fotografía: Abraham Aréchiga

Compartir en Google Plus