Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

25 de agosto de 2012 - Fallecimiento del astronauta estadounidense Neil Armstrong, primer ser humano en pisar la Luna

Ilustración del astronauta Neil Armstrong

Así como una jornada bien empleada produce un dulce sueño, así una vida bien usada produce una dulce muerte.

 

         LEONARDO DA VINCI

 

Basta un instante para hacer un héroe, y una vida entera para hacer un hombre de bien.

PAUL BRULAT

 

Neil Armstrong fue un astronauta destacable, pero no cualquier astronauta. Un día como hoy hace 50 años se escucharon estas palabras a través de todos los televisores de Estados Unidos, por no decir que de todo el mundo: “Un pequeño paso para el hombre, un gran paso para la humanidad” (Neil Armstrong, 1969).

Vamos a empezar desde el día en que comenzó esta gran historia… Neil Armstrong nació un 5 de agosto de 1930 en Wapakoneta, Ohio. Él siempre se destacó como un buen estudiante en todas sus escuelas acercándose cada vez más a su sueño: ser piloto aviador, dado que desde la infancia adquirió un gusto por las alturas y la adrenalina de volar. Conforme fue creciendo siguió buscando lograr su sueño, fue entonces cuando decidió cursar la ingeniería aeroespacial en la Universidad de Purdue.

Neil decidió pausar su carrera tras el llamado de las fuerzas armadas y el cumplimiento de su deber a la patria, donde por primera vez piloteó un avión. Después de cumplir con una serie de misiones, Neil fue reconocido por su habilidad y capacidad de llevar a cabo cada una de las misiones. Posteriormente se le otorgó la misión de escolta de portaaviones en la Guerra de Corea; cabe destacar que durante esta etapa en las fuerzas armadas fue reconocido y galardonado por su desempeño.

Cumplida su misión con destacada participación, regresó a terminar su carrera como ingeniero aeroespacial. Pasado el tiempo con participaciones en la Fuerza Aérea, la NASA (NACA, en aquel tiempo) le puso el ojo encima para reclutarlo como uno de los muchos pilotos voluntarios para dirigir el proyecto del primer hombre en pisar la Luna; fue sometido a pruebas y exámenes extremos. Neil resultó ser el piloto más adecuado para dirigir esta misión que más adelante la hicieron llamar Apolo 11.

El 16 de julio de 1969, llenos de nerviosismo Neil Armstrong, Michaell Collins y Buzz Aldrin vistieron sus respectivos trajes espaciales y se dispusieron a abordar el cohete Saturno V, dejando a la humanidad perplejos tras sus televisores y observando cómo se ponía en marcha la misión Apolo 11 con destino a la Luna.  

Cuatro días después Neil Armstrong llegó a la Luna junto con sus dos tripulantes; cinco días después estarían flotando en el Océano Pacífico dando como terminada la misión del Apolo 11. En la Tierra la gente esperaba ansiosamente la llegada de Neil, siendo saludado por los reyes de las diferentes partes del mundo; Neil era un héroe para muchos y para otros una celebridad, pero en vez de aprovechar ese salto a la fama prefirió retirarse de todo ese medio tan ajetreado y dedicarse a la docencia.

Pasados los años, Neil empezó a sufrir de problemas cardiovasculares por lo cual fue sometido a cirugía cardiovascular, pero surgieron complicaciones postquirúrgicas, y posteriormente murió.

Créditos

  • Texto: Edson Vázquez 
  • Ilustración: Silvana Soffchi

 

Fecha de publicación: 
Domingo 25 de Agosto de 2019
Compartir en Google Plus