Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

21 de marzo de 1806 - Natalicio de Benito Juárez

Ilustracion dedicada a Benito Juárez en su aniversaio de natalicio

Lo invito a hacer memoria y enumerar todas las maneras que en México se le rinde homenaje a Benito Juárez. Seguramente, lo primero que venga a su mente es el pasado fin de semana largo con motivo del aniversario de su natalicio, un 21 de marzo de 1806 en Guelatao, Oaxaca. El rostro de Juárez está presente en los billetes azules de veinte pesos que tienen una paloma y un libro abierto con una balanza. Si usted vive en la capital tapatía recordará las ocasiones en que ha transitado por la avenida Juárez, la misma en que se encuentra el Paraninfo Enrique Díaz de León y el edificio de Rectoría General de esta casa de estudios y –por si no fuera suficiente– está en el sector Juárez que colinda al oriente con el sector Reforma, en donde se puede visitar el tradicional parque Agua Azul que tiene enfrente a la explanada de la Plaza Juárez.

Si vuela a la Ciudad de México llegará al Aeropuerto Internacional Benito Juárez en donde también podría tomar otro vuelo hasta la frontera norte a Ciudad Juárez en el estado de Chihuahua. En un taxi podría recorrer la ciudad, visitar el Hemiciclo a Benito Juárez, recorrer el Paseo de la Reforma o ir a comer en Coyoacán que colinda con la delegación Juárez. Así, podríamos seguir encontrando referencias al Benemérito de las Américas.

Para muchas personas la figura de Juárez está formada de historias que lo ponen en el terreno del mito que, irónicamente, lo ponen al nivel de los santos. Desde la primaria se nos dice que fue un niño indígena que cuidaba borreguitos pero un tío tuvo la iniciativa de inscribirlo en la escuela de donde saldría como abogado y posteriormente se convertiría en el presidente de México; una carrera meteórica y un destino predecible – algo que varios pensamos cuando éramos pequeños –. Sin embargo, más tarde descubriremos su trayectoria política y con ello toda la complejidad histórica de los tiempos en que le tocó vivir. México era un país joven y existían muchas visiones de país que estaban en constantes debates y pugnas entre grupos opositores.

Juárez egresó en 1834 del Instituto de Ciencias y Artes como abogado – siendo el primero de esta institución– pero antes ya había sido regidor del ayuntamiento de Oaxaca en 1831 y diputado local en 1833. En 1841, después de ser juez de lo civil, resultó electo diputado federal. Al concluir su cargo, regresó a Oaxaca y fue gobernador sustituto tras la renuncia de José Simeón Arteaga; mismo cargo al que se postuló como candidato consiguiendo la victoria. Juárez fue gobernador de su estado natal de 1848 a 1852, donde se encargó de la construcción de obra pública, la fundación de escuelas normales y tuvo un buen manejo de las finanzas de Oaxaca.

Al ser partidario de las causas liberales, tuvo que salir del país al regreso al poder del general Antonio López de Santa Anna, quien años después fue derrocado tras el triunfo del Plan de Ayutla y quedaron como presidentes en su lugar –primero– Juan Álvarez Hurtado y después Ignacio Comonfort. Fue en esta época en que Benito Juárez fue nombrado ministro de justicia en octubre de 1855 y, un mes después, expediría la ley sobre administración de justicia en la que son abolidos los fueros; lo que significó que quedaran eliminados los tribunales especiales para juzgar a los militares y religiosos, por lo que todos aquellos que cometieran un delito podrían ser presentados en cualquier tribunal del Estado. Esta ley fue conocida en su tiempo como la Ley Juárez siendo fue la primera de las Leyes de Reforma.

Su actividad legislativa continúo en los años siguientes, ya que al expedirse la Constitución Federal de 1857 él fue quien la promulgó. Juárez se convirtió en presidente de la República tras la renuncia de Ignacio Comonfort, el 15 de enero de 1858. En 1859, con el apoyo de sus partidarios, expidió las siguientes Leyes de Reforma en donde declaraba la separación del Estado respecto a la Iglesia, la ley sobre matrimonio civil, el control exclusivo del Estado del Registro Civil, los panteones y cementerios y la enajenación de los bienes de la Iglesia como propiedad de la nación mexicana.

Los años siguientes hubo grandes movimientos en México: la promulgación de las Leyes de Reforma –entre otros decretos– exacerbaron las disputas entre grupos liberales y conservadores que dividió al país con lo que sentó las condiciones para que naciones europeas considerarán iniciar expediciones militares a partir del pretexto de la suspensión de pagos de deuda del país. Francia en 1862 comenzó su intervención en territorio mexicano y -pese a su derrota el 5 de mayo en Puebla- consiguió tomar la Ciudad de México el 31 de mayo de 1863. Durante estos años, Juárez tuvo una presidencia itinerante y gestó movimientos que lograron la expulsión de los franceses y su regreso a la capital de la República el 15 de julio de 1867 desde donde restauró el gobierno.

Juárez gobernó México hasta 1871, cuando lo suplió Sebastián Lerdo de Tejada quien poco tiempo después le entregaría el poder al general Porfirio Díaz. Su deteriorada salud lo postró en la Ciudad de México en donde falleció el 18 de julio de 1872 a causa de una angina de pecho.

Créditos

  • Texto e imagen: Marco Antonio Sierra

CGTI - Unidad de Desarrollo de Procedimientos y Apoyo a los Sistemas de Gestión.

 

Fecha de publicación: 
Miércoles 21 de Marzo de 2018
Compartir en Google Plus