Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

10 de diciembre de 1815 - Nace la matemática y escritora británica Ada Lovelace

Ada Lovelace ilustración

Casi cien años antes de que la primera computadora se pudiera considerar como tal en la sociedad moderna: la Z1 en 1938, Augusta Ada King, condesa de Lovelace, matemática y escritora de la época victoriana, desarrolló en 1843, a la edad de 27 años, el primer algoritmo destinado a ser procesado por una máquina para ejecutar instrucciones.

Hija del emblemático poeta inglés Lord Byron y de Anabella Milbanke, Ada concibió esta máquina no solo para realizar cálculos, sino también para crear, lo cual dio pie a que meditara alguna vez el hecho de que estas máquinas podrían incluso a posteriori pensar y crear por sí mismas: lo que ahora denominamos inteligencia artificial. Apasionada por la física, la lógica y la geometría desde pequeña, Ada fue abriéndose camino en una sociedad que se ceñía fuertemente a los estrictos principios morales, éticos y religiosos del reinado victoriano, y que además consideraba exclusivo para varones el campo de estudio y acción de la ciencia; de tal suerte que, para no ser censurada, se vio en la necesidad de firmar sus trabajos de investigación con sus iniciales “A. A. L.”.

Durante su presentación en sociedad, cuando Ada Lovelace tenía 17 años, conoció al matemático e inventor de la máquina analítica que lleva su nombre y que no pudo ser construida, Charles Babbage; quien, según se cuenta, le mostró en esa ocasión una calculadora mecánica de latón fabricada por él mismo, objeto que no tardó en despertar la imaginación de la propia Ada.

Fue a partir de esa introducción tan reveladora que el científico de computación, decidió reclutarla como su ayudante de investigación para calcular los valores de los números del también matemático, Daniel Bernoulli. No obstante, debido a su matrimonio con el conde Lovelace, William King, y la vida familiar que llevaba con sus tres hijos, Ada tuvo que alejarse un tiempo de este proyecto, pero mantuvo comunicación por correspondencia con Charles Babbage, mientras tanto.

Luego de reanudar el proyecto, Ada creó un algoritmo para la máquina analítica de su mentor, su más significativa contribución a las ciencias de la computación actuales. El artículo en donde la propia Ada da cuenta de ello, es valorado por los expertos en el tema como un “documento extraordinario” que sienta los principios abstractos de la computación.

Tristemente, no pasaron muchos años antes de la presentación de su trabajo, en que Ada fuera diagnosticada con cáncer de útero, y muriera el 27 de noviembre de 1852. Sus aportaciones a la ciencia inspiraron al Departamento de Defensa de los Estados Unidos de América, a nombrar como “ADA” a un lenguaje de programación. Además, en su honor, se instauró el segundo martes de octubre como el “Día de Ada Lovelace” para destacar las contribuciones de las mujeres en el campo de las tecnologías.

Para Charles Babbage, Ada era “la encantadora de los números”, para nosotros además es una mujer determinada que buscó traducir sus ideas y aspiraciones a conocimiento científico.

Enlaces de interés:

Créditos

  • Texto: Andrea García Castañón
  • Imagen: Carlos Uriel Solís / Alejandro Dávila

CGTI - Unidad de Desarrollo de Procedimientos y Apoyo a los Sistemas de Gestión.

Fecha de publicación: 
Lunes 10 de Diciembre de 2018
Compartir en Google Plus