Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

18 de enero de 1867 – Nace el poeta nicaragüense, Rubén Darío

El cisne y el color azul son algunos de los simbolos empleados por este escritor

Retrato de Rubén Darío - rubendario.org - clic para ampliar la imagenNicaragua se encuentra justo en medio de Centroamérica, ubicada en la estrecha área de tierra  bañada por las aguas del mar Caribe al oriente y Pacífico al poniente. Tiene como vecinos, al norte, Honduras y El Salvador y al sur, Costa Rica. Nicaragua tiene un territorio de 130 370 km², superficie un poco mayor que la del estado mexicano de Durango y es reconocida por la belleza de sus paisajes y su riqueza cultural. En la región conocida como Metlalpán - en el hoy departamento de Matagalpa- existía un poblado llamado Metapa, lugar donde nacería el escritor y poeta conocido a la postre como Rubén Darío el 18 de enero de 1867.

Ruben Darío al centro con personalidades de la epoca - clic para ampliar la imagenBautizado con el nombre  de Félix Rubén García Sarmiento fue, a decir de sus propios familiares, un niño prodigio. "A los tres años sabía leer; según me han contado" escribió en  La vida de Rubén Darío escrita por el mismo (1913). Su infancia y adolescencia la vivió bajo el cuidado de sus tíos en la ciudad de León, un importante centro cultural y académico de Nicaragua donde recibió su formación básica en instituciones jesuitas. En León se le conocería pronto como el "poeta niño" por su talento para escribir versos rimados. A los 14 años comenzó a trabajar en un periódico y gracias a las amistades que hizo tuvo la oportunidad de viajar a El Salvador y ser recibido - mucho entusiasmo -por el presidente Rafael Zaldívar. Además este viaje le permitió conocer al poeta local Joaquín Méndez Bonet, con quien aprendió lo referente al estilo de la poesía francesa en especial a la técnica del verso alejandrino francés que Ruben adaptó al español convirtiéndolo en el rasgo característico de su obra, que luego sería llamada  poesía modernista.

Portada de la primer edicion de Azul.. clic para ampliar la imagenTrabajó como periodista en su país natal y a los 19 años se marcha a Santiago de Chile, donde continúa su labor periodística y de  colaborador en revistas de corte político. Allí se hace amigo del escritor Pedro Balmaceda Toro, quien  era hijo del presidente chileno y de esta manera se introduce en los círculos literarios y sociales del país. Durante este período editó su primer libro de poemas  Abrojos (1887); tras adoptar el viejo apellido paterno Darío, un año después publica Azul… (1888) un poemario que se convertiría en el estandarte del estilo poético modernista. En los años siguientes vivió en diferentes países centroamericanos ejerciendo como periodista y en 1892, con motivo del cuarto centenario del descubrimiento de América, viajó a Madrid como parte de la delegación diplomática nicaragüense. Allí conoce a diversas personalidades literarias y de la cultura quienes más tarde reconocerían su trabajo como Juan Ramón Jiménez, Ramón María del Valle-Inclán, Jacinto Benavente y Antonio Machado.

Portada de la primer edicion de Los Raros - clic para ampliar la imagen

Residió por una temporada en Buenos Aires, Argentina y durante su estancia publica en 1896 dos libros Los Raros y Prosas profanas y otros poemas lo que lo consagró en el modernismo literario en español. En 1903 fue nombrado cónsul de Nicaragua en París y durante una misión diplomática en España edita su libro Cantos de vida y esperanza, los cisnes y otros poemas (1905) con el apoyo de Juan Ramón Jimenez.

Ruben Darío tuvo una vida personal y diplomática muy agitada -se casó en dos de ocasiones  y participó en las comisiones que definían los límites fronterizos entre Nicaragua y Honduras- lo que dejó plasmado en sus autobiografías y ensayos periodísticos que realizó. Iniciada la primera guerra mundial regresó a Guatemala y finalmente a León en Nicaragua, donde falleció el 6 de febrero de 1916. Su país lo recordó hace un año en el homenaje de su centenario luctuoso y recordó al Príncipe de las letras castellana, quien nunca perdió el amor a su patria a la cual dedicó líricos versos como por ejemplo, en el poema Nicaragua:

Madre, que dar pudiste de tu vientre pequeño
tantas rubias bellezas y tropical tesoro,
tanto lago de azures, tanta rosa de oro,
tanta paloma dulce, tanto tigre zahareño.

Yo te lo agradezco en que forje; mi empeño,
la caja de armonía que guarda mi tesoro,
La peaña de diamantes del ídolo que adoro
y te ofrezco mi esfuerzo, y mi nombre y mi sueño.

En 2017 se cumple el 150 aniversario de su natalicio - clic para ampliar la imagenEnlaces de interés

Créditos

  • Texto e Ilustración: Marco Sierra

​CGTI - Unidad de Desarrollo de Procedimientos y Apoyo a los Sistemas de Gestión.

Fecha de publicación: 
Miércoles 18 de Enero de 2017
Compartir en Google Plus