Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

2 de junio de 1953 - Aniversario de la coronación de la Reina Elizabeth II

Lea el articulo dedicado a este momento en la historia universal

Clic para ampliar la imagenCuando Elizabeth Alexandra Mary Windson nació el 21 de abril de 1926, hija mayor de los duques de York, era la tercera en la línea de sucesión al trono, después de Edward, Príncipe de Gales y de su propio padre George. Es la misma posición que tiene en este momento el Príncipe George de Cambridge, aunque sus posibilidades de llegar al trono eran más parecidas a la Elena de Borbón, hermana del Príncipe Felipe VI de España. Una posición asegurada dentro de la realeza, pero cómoda ya que se esperaba que hiciera funciones representativas, sin ninguna importancia verdadera. Pero algo, o alguien ocurrió.

Clic para ampliar la imagenCuando murió su abuelo el rey George V, subió al trono su hijo mayor Edward Albert Christian, con el nombre de Edward VIII, pero desde los primeros momentos fue obvio que algo andaba mal. Edward no tenía prisa por ser coronado ni por empezar a ejercer las funciones para las que había sido criado; era conocido, además, por ser parrandero y mantener relaciones con mujeres consideradas inapropiadas por la corona y el parlamento. Mientras fue príncipe esto no causó mayor problema, pero se esperaba que al ascender al trono eligiera a una pareja con título real. No sólo no lo hizo, sino que propuso matrimonio a una divorciada norteamericana mayor que él, lo que causó un problema mayúsculo en el parlamento. Edward VIII e negó a abandonar la relación y tuvo que abdicar después de 325 días en el trono sin haber sido coronado.

Al subir su padre, George VI al trono en 1936, Elizabeth –que tenía entonces 10 años- empezó a ser educada para ser reina; lo que incluía clases de ética, historia y sobre todo un profundo conocimiento de la legislación británica, para la que sería no solo soberana de un imperio sino guardiana de la fe anglicana. Fue coronada a la muerte de su padre –a los 25 años de edad- el 2 de junio de 1953.

Clic para ampliar la imagenElizabeth es la última sobreviviente de un estilo austero en el poder. Habiendo pasado sus años formativos y su juventud en el Período entreguerras y la Segunda Guerra mundial, evita los excesos y el dispendio. Las joyas de la corona –de los que se considera custodia y no dueña- se usan para ocasiones formales y sólo discretas piezas en la vida diaria. En un mundo en el que hasta los Papas renuncian, Elizabeth continua en su puesto hasta hoy, 64 años después de haber sido coronada y a los 91 de edad; desde la muerte del Rey Bhumibol Adulvadej de Tailandia, su reinado es el más largo a nivel mundial. Sin embargo, nunca fue una princesa encerrada en un palacio, ni siquiera ante el peligro de los bombardeos en Londres, no solo no salió de la ciudad sino que fue chofer de ambulancias; manejar un vehículo de doble tracción es algo que continúa haciendo en sus residencias rurales. Sus deberes incluyen reuniones semanales con el Jefe del Parlamento o Primer ministro, desde Sir Winston Churchill hasta Teresa May en donde hace saber su punto de vista y se mantiene informada.

Su contacto con la prensa y el público se limitan a mensajes televisados y apariciones públicas; nunca ha concedido entrevistas o ruedas de prensa. En claro contraste con su tío Edward, ella ha dedicado su vida a desempeñar su deber, sin importar sus opiniones personales. Elizabeth cumplirá sin importar sus deseos o su salud con el juramento que ella hizo el día de su coronación –y todos los monarcas británicos desde 1661- “mi vida completa, sea larga o corto, estará dedicada a tu servicio”.

Clic para ampliar la imagen

Elizabeth II, estaba ya casada cuando ascendió al trono, pero dado que era la primera en la línea de sucesión su prometido estuvo bajo el escrutinio del Parlamento, la familia y la sociedad. El príncipe Philip de Grecia y Dinamarca, era muy independiente y amaba su carrera como militar naval; la vida de príncipe consorte parecía casi imposible para él. Elizabeth persistió con voluntad férrea hasta tener todos los permisos y se casaron en 1947. Cuando Elizabeth ascendió al trono, Philip renunció muy a su pesar a que sus hijos llevaran sus apellidos para ser Windsor. Juntos han asegurado tres herederos al trono en línea directa –su hijo Charles, su nieto William y su bisnieto George.

Elizabeth II ha logrado ser una presencia que inspira respeto en un mundo en el que las monarquías son consideradas –en el mejor de los casos- obsoletas. Durante su reinado, la Gran Bretaña ha dejado de ser un imperio colonialista, ha reconocido, en diferentes etapas y con diferente grado de violencia la independencia de las colonias manteniendo relaciones diplomáticas con todas ellas. Sin embargo, Elizabeth II sigue siendo la cabeza de la Mancomunidad o Commonwealth, formado por gobiernos independientes que comparten –con la excepción de Mozambique y Ruanda- lazos históricos comunes. Una medida de su popularidad fue el referéndum que hizo Australia, para saber si los ciudadanos preferían una república. El voto para seguir siendo parte de la Commonwealth fue abrumador y el primer ministro Malcolm Turnbull dijo que no tenía sentido repetir la votación mientras viviera la reina.

Piensen por un momento los cambios que ha tenido la Gran Bretaña entre 1953 y 2017. Desde la Guerra Fría y los espías, al Brexit; desde Frankie Laine, Los Beatles y Los Rolling Stones  a Adele pasando por el punk y U2. Elizabeth II ha pasado por todo esto con dignidad, dando a su pueblo un sentido de esperanza y permanencia al mismo tiempo que tienen democracia, adaptándose a un mundo que rechaza la monarquía pero le tiene respeto; una condición que muchos políticos envidian. Ha pasado más del 75% de su vida en el puesto y no podemos más que decir:
 ¡Larga vida a la Reina!

clic para ampliar imagenEnlaces de interés

Créditos

  • Texto: Lucy Virgen 
  • Ilustración: Silvana Soffchi

​CGTI - Unidad de Desarrollo de Procedimientos y Apoyo a los Sistemas de Gestión

Fecha de publicación: 
Viernes 02 de Junio de 2017
Compartir en Google Plus