Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

19 de julio 1991 - Inauguración de la Biblioteca Iberoamericana Octavio Paz

La Biblioteca Iberoamericana Octavio Paz  tiene desde su apertura el objetivo de de reunir un acervo que honre al escritor, premio Nóbel que le dio su nombre y ofrecer la más amplia información posible sobre Iberoamérica incluyendo literatura, historia, geografía, economía, filosofía, antropología, sociología y política. La biblioteca cuenta con 75, 756 títulos; además de obras de los temas mencionados tiene un buen número de diccionarios, enciclopedias, obras de consulta y publicaciones periódicas. A este acervo se suma una sección infantil con 7500 títulos. Estas colecciones atraen a un promedio de 18,500 visitantes al mes.

La Biblioteca Iberoamericana está en el Centro Histórico de Guadalajara, alojada en el antiguo templo de Santo Tomás, que fue un gran conjunto arquitectónico que se ha destinado a varios usos y se ha reducido por el derrumbe del edificio aledaño, destinado originalmente a colegio de jesuitas. El templo se empezó a construir en 1591 por la Compañía de Jesús inicia la construcción del templo, en 1665 – 10 años después de completarse las obras principales - se añade la capilla Loreto. En 1793 el conjunto arquitectónico es la sede de la Real y Literaria Universidad de Guadalajara, permanece con esta función hasta 1826 cuando se destina a Palacio Legislativo, es en este período que se anexa el pórtico neoclásico y se derriban las torres. Los siguientes 30 años albergó diversas escuelas, después volvió a destinarse al culto religioso hasta 1913.

La etapa moderna de la Universidad de Guadalajara en 1925 se inició en este edificio; en esa fecha Amado de la Cueva y David Alfaro Siqueiros pintan los murales de la nave principal. En 1948 y hasta 1985 se instala en él una oficina de Telégrafos de México.

20 de julio - Dia del bibliotecario y traductor

El aniversario de la inauguración de la biblioteca se celebra casi a la vez que el día del bibliotecario.

El 6 de abril de 2004 se le turnó a la Comisión de Biblioteca y Asuntos Editoriales de la Cámara de Senadores la propuesta por la que se solicitaba a la Secretaría de Gobernación que promoviera la inclusión del día 20 de julio en el calendario cívico como el Día Nacional del Bibliotecario como homenaje a la labor de los bibliotecarios a favor de la comunidad. Se aprobó y se empezó a celebrar a partir de ese mismo año.

Además de algunos procesos físicos para el correcto uso y preservación de los libros, la labor del bibliotecario es buscar, registrar y sistematizar el conocimiento y la información de tal forma que sea accesible para todos.

Créditos

  • Texto: Lucy Virgen
  • Ilustración: Marco Sierra

​CGTI - Unidad de Desarrollo de Procedimientos y Apoyo a los Sistemas de Gestión.

Fecha de publicación: 
Sábado 19 de Julio de 2014
Compartir en Google Plus