Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

15 de junio de 2014 – Día del Padre

En el estreno de la película My name is Joe en el Festival de Cine de Cannes en 1998  hubo una inesperada ovación a mitad de la función de prensa que se repitió en todas las proyecciones posteriores. La ovacionada escena era un equipo infantil de futbol que llega a la cancha luciendo el uniforme del equipo de Brasil 1970. En las camisetas de los chicos “llaneros”  de Glasgow aparecían los nombres de Rivelino, Gerzon, Clodoaldo, Tostao, Carlos Alberto, Pelé; nombres que  28 años después de haber ganado la copa del mundo seguían siendo familiares y queridos por los espectadores –como seguramente lo siguen siendo en 2014-. El director Ken Loach decidió usar esas camisetas porque “ese equipo no es brasileño, pertenece al mundo”.

Ese es el sentimiento que hace disfrutar, sufrir y gozar a millones de aficionados al futbol: acompañar, pertenecer  y ser parte de un equipo, que idealmente será el de su país pero puede ser el de cualquier otro que -por cualquier motivo- tiene nuestras simpatías y fervor.

El campeonato mundial de futbol que inició el jueves pasado con la inauguración en Sao Paolo y seguirá hasta el 13 de julio, es la reunión más esperada cada cuatro años, convocada por la Federación Internacional de Futbol (FIFA) y esperada por millones de fanáticos en todo el mundo.

La Copa Mundial de 2014 está marcada, por las manifestaciones en todo Brasil que protestan tanto por el gasto excesivo que significan las instalaciones para el mundial en contraste con el escaso gasto social como por las condiciones de la FIFA que impide que el país sede obtenga beneficios económicos.

En 2014 el inicio del mundial coincide con el Día del Padre que se celebra en México el tercer domingo de junio.  En todo el mundo se celebra al padre, o a quienes ejercen sus funciones, pero en diferentes fechas.

Por razones biológicas la celebración al padre es muy posterior a los cultos a la madre ya que fueron necesarios conocimiento y conciencia para relacionar la concepción con la paternidad.  La conmemoración más antigua que se tiene registrada es de hace 4,000 años; es un mensaje grabado en barro del joven babilonio Elmesu a su padre. Elmesu le deseaba a su padre buena salud y larga vida. En las religiones judeo-cristianas la deidad rectora es siempre masculina así como los encargados del culto a los que suele llamárseles “padre”.

En décadas anteriores se destacaban durante la celebración del día del padre, la fuerza física y en general el papel masculino de proveedor. A partir de los años setenta, al integrarse las mujeres al trabajo remunerado se trata de resaltar la inspiración, guía y protección del padre; características similares a las que debe tener un buen entrenador.  
Aún con las controversias y las posibles decepciones por los resultados futbolísticos es seguro que el 90% de las familiares mexicanas festejarán al padre y al abuelo mientras ven un partido de futbol.

Enlaces relacionados

Créditos

  • Texto: Lucy Virgen
  • Ilustración: José Gerardo Mercado
Fecha de publicación: 
Domingo 15 de Junio de 2014
Compartir en Google Plus